COSITAS

juguetta
España

UYSSSSS.... QUE DESPUES TODO SE SABE....


Mi perfil Completo

Enero, 2008

Jueves, 31 Enero 2008 17:26:10 GMT

AGUA DEL PARAISO



Un beduino seco y miserable, que se llamaba Harith, vivía desde siempre en el desierto. Se desplazaba de un sitio a otro con su mujer Nafisa. Hierba seca para su camello, insectos, de vez en cuando un puñado de dátiles, un poco de leche: una vida dura y amenazada. Harith cazaba las ratas del desierto para apoderarse de su piel y hacía cuerdas con las fibras de las palmeras, que intentaba vender en las caravanas.

Sólo bebía el agua salobre que encontraba en los pozos enfangados.

Un día apareció un nuevo río en la arena. Harith probó aquella agua desconocida, que era amarga y salada, e incluso un poco turbia. Pero le pareció que el agua del verdadero paraíso acababa de deslizarse por su garganta.

Llenó dos botas de piel de cabra, una para él y otra el califa Harun al-Rasid, y se puso en camino hacia Bagdad. A su llegada, tras un penoso viaje, le contó su historia a a los guardias, según la práctica establecida, y fue admitido ante el califa. Harith se postró ante el Comendador de los Creyentes y le dijo:

-No soy más que un pobre beduino, ligado al desierto donde el destino me ha hecho nacer. No conozco nada más que el desierto, pero lo conozco bien. Conozco todas la aguas que allí se pueden encontrar. Por eso he decidido traértela para que la pruebes.

Harun al-Rasid se hizo traer un cubilete y probó el agua del río amargo. Toda la corte lo observaba. Bebió un buen trago y su rostro no expresó ningún sentimiento. Se quedó pensativo un instante y entonces con fuerza repentina pidió que el hombre fuera llevado y encerrado, con la orden estricta de que no viese a nadie. El beduino, sorprendido y decepcionado, fue encerrado en una celda.

-Lo que nada es para nosotros lo es todo para él. Lo que para él es el agua del Paraíso no es más que una desagradable bebida para nosotros. Pero tenemos que pensar en la felicidad de ese hombre -dijo el califa a las personas de su entorno, curiosos por su decisión.

Al caer la noche hizo llamar al beduino. Dio la orden a sus guardias de que lo acompañasen de inmediato fuera de la ciudad, hasta la entrada del desierto, sin permitirle ver ni el río Tigris ni ninguna de las fuentes de la ciudad, sin darle otra agua que la suya para beber. Cuando el beduino se iba del palacio en la oscuridad de la noche, vio por última vez al califa. Éste le dio mil monedas de oro y le dijo:

-Te doy las gracias. Te nombro guardián del agua del Paraíso. La administrarás en mi nombre. Vigílala y protégela. Que todos los viajeros sepan que te he nombrado para tal puesto.

El beduino, feliz, besó la mano del califa y regresó rápidamente a su desierto.



Lunes, 28 Enero 2008 17:37:31 GMT

«NO LLORES TANTO QUE SÓLO ES UNA CÉLULA»

Ayer domingo, salia publicado en un periódico de tirada nacional:

Sin duda merece la pena la totalidad de la lectura, porque nos hará reflexionar sea cual sea la postura que ya hayamos adoptado sobre este tema.


POR DOMINGO PÉREZ. MADRID.

María de la Cuesta quiso contarnos la terrible experiencia que le tocó sufrir cuando con 17 años la obligaron a abortar. Y quiso narrarlo así, a cara descubierta, con su nombre y su apellido, orgullosa de cómo ha reconducido su vida, pero eso sí, con el corazón en un puño, la voz entrecortada y las lágrimas asomando a sus hermosos ojos «porque nunca puedes perdonarte y jamás puedes olvidarte de que mataste a tu hijo».


La de María es una historia dura, pero habitual. Responde al perfil mayoritario de las mujeres que interrumpen voluntariamente sus gestaciones: menores de edad o muy jóvenes que se quedan embarazadas y son obligadas, en contra de sus deseos, a abortar por la presión de su pareja y/o su familia y por la situación socio-económicas de su existencia. No hay cifras oficiales, pero los especialistas consideran que entre un 75 y 80% de las mujeres que pasan por esta penosa experiencia responden a estas características.

Once semanas y tres días

Posee una voz muy dulce. Se emociona cuando rememora los episodios del drama que padeció cuatro años atrás: «Por circunstancias familiares me fui de casa muy joven. Vivía con mi novio y, al poco tiempo, noté una falta en la regla. Me hice las pruebas en la farmacia y salieron negativas. Pensamos que sería algún desajuste hormonal, pero yo me sentía rara. Insistía en que estaba embarazada. Mi novio decía que todo era un embarazo psicológico. Total que por fin nos decidimos a ir al ginecólogo».

«Tras ver la «eco»-prosigue- el doctor me dijo que estaba embarazada de once semanas y tres días. Aquello fue una tragedia. Yo quería tenerlo, pero mi novio, no. Que si estaba loca, que si no teníamos ni trabajo ni dinero, que si daba a luz me dejaba... Busqué ayuda en mi madre. Fui a verla. Estaba dispuesta a volver con ella pese a todas las desavenencias». Pero su respuesta fue cruel: «En mi casa no entras con barriga». La presión fue intensa. Amenazas de su novio, de su madre...

«Acabamos en el médico de cabecera. Nos dijo que si quería abortar debía hacerlo de inmediato. Él se encargó de todos los trámites. Como era menor de edad, tenía que ir acompañada de mi madre. También iba mi novio. Yo no quería entrar en la clínica. Casi me meten a rastras. No paraba de llorar. El psicólogo dijo que me dejaran a solas con él. En cuanto mi novio y mi madre se fueron le supliqué que me ayudara, que quería tener al bebé, que por favor no firmara el papel».

Tercera vez que pedía desesperadamente ayuda y tercera ocasión en la que la defraudaban. Primero fue su novio, luego su madre y finalmente un profesional de la sanidad que, además, era el que debía dar el visto bueno al aborto.

«Me dijo que no me preocupara, que él se encargaba de todo, que me tranquilizara y que pasara a la salita conjunta». Duró muy poco la esperanza. «Enseguida entró una enfermera. me dijo que me desnudara y me pusiera una bata. Entonces me di cuenta de que nadie iba a ayudarme y me puse a llorar». María se interrumpe. Le falta la voz. Su ojos brillan. «Es que me da tanta pena», susurra. Transcurren unos segundos y retoma el hilo de su historia: «No paraba de llorar y entonces la enfermera me dijo: «No llores tanto chiquilla que sólo es una célula. No te va a doler. Son unos minutos y listo. vas a pasar enseguida». En ese mismo instante quise salir del cuarto. Buscar a mi novio, decirle que podíamos intentar sacar a delante al crío, que no hacía falta abortar... Pero no me dejaron. me cogieron y me llevaron al quirófano. Allí se encontraba el potro. Allí me subieron. Lloraba. No paraba de llorar».

«Dicen que no duele. Es mentira. El dolor te acompaña toda la vida. Lo que has hecho te pesa siempre. Nunca te perdonas. has matado a tu hijo. Además, sufrí muchos efectos secundarios. No paraba de vomitar. No admitía ningún alimento. Padecí muchos dolores abdominales. Adelgacé una barbaridad. Pero todo el dolor físico no es comparable al psicológico. Cada vez que veía a una madre con su carrito, o a una mujer embarazada o a unos niños jugando en la calle me invadía una tristeza inmensa. No podía dejar de pensar en si mi hijo sería niño o niña, cómo sería su carita, sus manitas...».

En esos instantes de desánimo absoluto, de hundimiento total, María tomó una determinación increíblemente audaz: «Decidí que volvería a quedarme embarazada en cuanto pasara la cuarentena». En secreto, esperando paciente a que se agotaran esos 40 días de reposo recomendados por los médicos, se dedicó a buscar la ayuda que antes le habían negado.

A los 45 días ya se encontraba de nuevo embarazada, dispuesta a ser madre a cualquier precio, a llenar el vacío enorme que sentía, a tener a su hijo pasando por encima de cualquier dificultad. Esta vez contaba con un billete de tren en el bolsillo que le habían facilitada desde Madrid los de AVA (Asociación de Víctimas del Aborto). «Me ofrecieron todas las ayudas imaginables. El billete, un piso de acogida, dinero, asistencia psicológica y médica... El mismo día en que me marchaba, con la maleta ya hecha, se lo dije a mi novio. Se derrumbó. Me pidió perdón. me dijo que él pensaba que lo que habíamos hecho era lo mejor, que se había equivocado, que por favor no le dejara... Juntos rehicimos nuestra vida. Le he perdonado. Yo he perdonado a todo el mundo, menos a mí».

«Cuando entré en el paritorio fue muy duro. El potro es el mismo que se usa para los abortos. La postura es la misma. Cuando me subí ahí otra vez, no pude evitar revivir todo aquello otra vez. No podía dejar de pensar que era la segunda vez que me subía y que la primera me lo sacaron muerto. Yo no soy creyente y, sin embargo, daría cualquier cosa porque algún día pudiera reencontrarme con esa criatura que maté, pedirle perdón, suplicarle que me perdone...»

María disfruta ahora de la pizpireta Paula, su pequeña de cuatro años, su pasión, «un hijo lo es todo. No me he separado de ella ni un minuto desde que nació. Cuando estás sin rumbo en la vida, y de eso yo sé un rato, tu bebé te da un objetivo».

«Me he decidido a contar mi experiencia -reconoce-, porque creo que si buscas ayuda la encuentras, pero sobre todo porque falta información. Te dan muy poca información y si la dieran, muchas mujeres no abortarían, porque no es algo ni sencillo ni indoloro. Es el peor de los asesinatos. El sufrimiento es terrible. Tu hijo, tu propio ser, no se ha muerto porque se haya puesto enfermo o haya tenido un accidente, sino porque tu decides acabar con él. Pesa sobre tu conciencia toda la vida. Así de crudo».

Proceso de duelo

Beatriz Mariscal, psicóloga especialista en tratar a mujeres que han pasado por ese trance, señala que debería hablarse de «síndrome post aborto, pese a que no esté recogido en los manuales de diagnóstico. Casi todas las mujeres pasan por unas fases muy similares. Se repiten en casi todas. Sufren un estrés agudo, depresiones muy profundas. Casi siempre las mujeres precisan de tratamiento psicológico y psiquiátrico, con medicación. Básicamente padecen un proceso de duelo, acentuado por un fuerte sentimiento de culpabilidad, porque han sido ellas las que han acabado con su hijo».

Una mujer que aborta va a pasar, según explica la especialista, «antes o después, según sus características, por todas o por algunas de estas cinco fases: 1º el «shock» inicial, cuando se enteran de lo que han hecho; 2º la negación; 3º la ira (se muestran irritable, se bombardean con frases como «por qué me pasa a mi esto»); 4º la depresión (se sienten culpables, las domina la apatía) y 5º la aceptación y entonces quieren ayudar a otras mujeres en su misma situación, o contar públicamente lo que les ha pasado. Hay que tener mucho cuidado, porque es frecuente que quieran dar ese paso antes de lo recomendado y hay que frenarlas».

El camino para llegar hasta el último estadio es largo. «Nunca menos de un año de terapia -matiza Mariscal-, aunque en realidad les dura toda la vida. Hay que realizar revisiones cuando vuelven a quedarse embarazadas y son madres porque pueden proyectar en sus hijos los sentimientos de culpabilidad, con un exceso de protección hacia ellos».

Beatriz señala, además, que en sus pacientes encuentra rasgos muy parecidos: «Son mujeres con falta de valores, inmaduras, que sufren cierta inestabilidad, que actúan bajo la influencia muy fuerte de padres, novios o parejas y que se ven sometidas a una intensa presión social, económica o laboral».



Gracias Sergi.



Viernes, 25 Enero 2008 17:41:43 GMT

AL OTRO LADO DE LA VENTANA



Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el liquido de sus pulmones. Su cama daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenia que estar todo el tiempo boca arriba. Los dos charlaban durante horas.

Hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, donde habían estado de vacaciones. Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde la ventana.

El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas; las actividades y colores del mundo exterior.

La ventana daba a un parque con un precioso lago. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad.

Según el hombre de la ventana describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos imaginaba; la idílica escena.

Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que; estaba pasando. Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras.
Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entró con el agua para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía.

Se lleno de pesar y llamo a los ayudantes del hospital, para llevarse el cuerpo.. Tan pronto como lo considero apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambia encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación.

Lentamente, y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para anzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo el mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama... y se encontró con una pared blanca.

El hombre pregunta a la enfermera que podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo:

"Quizás solo quería animarle a usted".


Epílogo:

Es una tremenda felicidad el hacer felices a los demás, sea cual sea la propia situación. El dolor compartido es la mitad de pena, pero la felicidad, cuando se comparte, es doble.

"Hoy es un regalo, por eso se le llama el presente".



Martes, 22 Enero 2008 17:56:36 GMT

MAGIA EN UN BOLÍGRAFO


Francisco Casas

En el mundo del arte, decir que algo es "alucinante" puede resultar superficial. Sin embargo, en el caso de Juan Francisco Casas es muy difícil encontrar otro término que esté a la altura. Los enormes cuadros de Casas parecen fotos, pero una vez que el espectador se acerca se da cuenta de que están hechos con miles de trazos de bolígrafo azul. Concretamente, con bolis Bic de toda la vida.Partiendo de imágenes fotográficas, captura instantes del entorno que le rodea.

Según él mismo dice, hace fotografías con máquinas corrientes, sin preparación ni iluminación, "y esa imagen descontextualizada en un cuadro,tiene mucha fuerza".

En la muestra se pueden ver varios cuadros de dos metros que, a simple vista, parecen fotos en tonos azules. Las imágenes muestran a una chica, jugando con un bolígrafo, bebiendo un refresco o haciendo bromas con un amigo. No hay ninguna pincelada de por medio. El único instrumento utilizado por el artista es la tinta azul de un Bic. Bueno, de unos cuantos porque Casas utiliza tres o cuatro bolígrafos por cuadro, cada uno de los cuales le suele llevar dos semanas de trabajo.
La intensidad de los trazos permite distinguir perfectamente el brillo del pelo de la chica. Y el tono oscuro de su sujetador. Y el azul de sus ojos. Y las curvas de su vientre. Todo.









Domingo, 20 Enero 2008 19:05:40 GMT

ESO SI ES VIDA!!!!!!




Pienso que la forma en la que la vida fluye está mal... Debería ser al revés!!!
Uno debería morir primero, para quitarse ya ese problema.
Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te larguen cuando ya no seas tan viejo.
Entonces empiezas a trabajar y se trabaja durante treinta o cuarenta años hasta que se sea lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Fiestas, parrandeadas, alcohol, salír con hombres o mujeres (según el caso),
que sé yo...., hasta que estás listo para entrar en la secundaria.
Después pasas a la primaria, eres un niño que se pasa la vida jugando sin responsabilidades de ningún tipo.
Luego llegas a ser un bebé y vas de nuevo al vientre materno, y te pasas los últimos nueve meses de tu vida flotando en líquido amniótico hasta que......
....Tu vida se apaga en un tremendo orgasmo...
¡¡¡ESO SI ES VIDA!!




Domingo, 20 Enero 2008 14:28:06 GMT

EL CORAZÓN PERFECTO.

Parábola extraida de la cultura del Tibet.


Un día un hombre joven se situó en el centro
de un poblado y proclamó que él poseía el
corazón más hermoso de toda la comarca.

Una gran multitud se congregó a su alrededor
y todos admiraron y confirmaron que su corazón
era perfecto, pues no se observaban en el ni
máculas ni rasguños.

Sí, coincidieron todos que era el corazón
más hermoso que hubieran visto.
Al verse admirado el joven se sintió más
orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró
poseer el corazón más hermoso de todo el
vasto lugar .

De pronto un anciano se acercó y dijo:
"¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni
tan, aproximadamente, tan hermoso como el mío?

Sorprendidos la multitud y el joven miraron
el corazón del viejo y vieron que, si bien
latía vigorosamente, éste estaba cubierto de
cicatrices y hasta había zonas donde faltaban
trozos y éstos habían sido reemplazados por
otros que no encastraban perfectamente en el
lugar, pues se veían bordes y aristas irregu-
lares en su derredor.
Es más, había lugares con huecos, donde
faltaban trozos profundos.

La mirada de la gente se sobrecogió
- ¿como puede él decir que su corazón
es más hermoso?, pensaron ...

El joven contempló el corazón del anciano
y al ver su estado desgarbado, se echó a reír.

"Debes estar bromeando," dijo.
"Compara tu corazón con el mío...
El mío es perfecto. En cambio el tuyo es un
conjunto de cicatrices y dolor."

"Es cierto," dijo el anciano,
"tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me
involucraría contigo...
Mira, cada cicatriz representa una persona
a la cual entregué todo mi amor.
Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos
a cada uno de aquellos que he amado.
Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo
del suyo, que he colocado en el lugar que
quedó abierto.
Como las piezas no eran iguales, quedaron
los bordes por los cuales me alegro,
porque al poseerlos me recuerdan el
amor que hemos compartido."

"Hubo oportunidades, en las cuales entregué
un trozo de mi corazón a alguien, pero esa
persona no me ofreció un poco del suyo a cambio.
De ahí quedaron los huecos
- dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor
que esas heridas me producen al haber quedado
abiertas, me recuerdan que los sigo amando
y alimentan la esperanza, que algún día -tal vez-
regresen y llenen el vacío que han dejado
en mi corazón."

"¿Comprendes ahora lo que es
verdaderamente hermoso?"

El joven permaneció en silencio,
lágrimas corrían por sus mejillas.
Se acercó al anciano, arrancó un trozo
de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció.

El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón,
luego a su vez arrancó un trozo del suyo
ya viejo y maltrecho y con él tapó
la herida abierta del joven.
La pieza se amoldó, pero no a la perfección.
Al no haber sido idénticos los trozos,
se notaban los bordes.

El joven miró su corazón que ya no era perfecto,
pero lucía mucho más hermoso que antes,
porque el amor del anciano fluía en su interior.




Viernes, 18 Enero 2008 18:46:45 GMT

VESTIDOS TRANSFORMERS

Cuando la ropa y la tecnología se unen, nace este híbrido que cuanto menos es curioso de ver, ni que decir tiene lo curioso que sería ponerselo y asistir a algún evento .... sobre todo con el último modelito.... Sin duda serías el alma de la fiesta!!!!!! . NO TE LO PIERDAS!!!!!





Viernes, 18 Enero 2008 16:27:28 GMT

CARTA DE PRESENTACIÓN

Aquí os dejo otra joyita que me ha llegado al correo.
Cuantos de vosotros no habeis pensado lo que dice este humilde aspirante a "currito"??
(Tengo que confesar que yo si, aunque quizás no de una forma tan exagerada),afortunadamente nunca tuve el valor de ponerlo en mi carta de presentación. jejejejeje.


A LA ATENCIÓN DEL DEPARTAMENTO DE RRHH:

Me dirijo a ustedes con el objeto de transmitirles mi interés en el puesto de trabajo ofertado.
Soy un joven responsable, trabajador con iniciativa, y ganas de aprender, y pienso que cumplo con los requisitos adecuados a esa oferta.
Desearía se pusieran en contacto conmigo para concretar una entrevista en caso de que encontraran mi currículum interesante, aunque claro...pudieran valorar que no soy el candidato adecuado, lo cual no me extraña,
porque no es la primera vez que me ocurre y, la verdad, empiezo a estar un poco harto de que me hagan la entrevista pero luego no me llamen y eso jode.
También me gustaría destacar de que soy una persona muy noble,
eso si, a mi el que me la hace me paga,
así que espero que me llamen, que a la primera de cambio cogen y hala el currículum al cubo de basura,
y no se quien coño se creen que son ustedes para decir que no valgo porque,
sepan ustedes, que yo me he gastado una pasta en hacer un huevo de cursos para que luego me manden a la mierda,
arrieritos somos...que estoy hasta las pelotas de vosotros, cabrones. ¿Y sabéis lo que os digo?
Que os podéis meter el trabajo por el culo, desgraciados hijos de puta, vais a saber quien soy yo,
iros preparando, a ver que os creéis, que estáis jugando con el pan de mis hijos.
Cabrones, me la vais a pagar. Ha llegado el Armagedon del mercado laboral.
Me cago en la mar, ya me habéis calentao, iros preparando, que hostia que doy, familia de luto.
Lo juro por mis muertos que esto no queda así.
Mañana mismo la armo anda que no, que no soy yo nadie cuando me tocan las pelotas.
Voy a sacar la mano de paseo y, ya ya verás si es que...uff... como me estoy poniendo....!!!!!!!!
Seguro que ahora no me llamáis cobardes de mierda.
Así que sin más me despido de ustedes no sin antes mentarles la madre que les parió.
En espera de algún tipo de respuesta por su parte (y por su bien), reciba un cordial saludo,
y lo dicho, que el que avisa no es traidor.
Atentamente y siempre suyo. Su humilde servidor.



Jueves, 17 Enero 2008 14:17:53 GMT

DOS DEDITOS

Esta historia me la envió una amiga a mi correo. Aquí os dejo una sorisa.


Esta historia es para gente que:
- Tiene niños.
- Algún día tendrá niños .
-Tuvo niños que ya son grandes .
- Alguna vez fué niño.
- Conoce a algún niño.


Mientras hacía la maleta para mi viaje de trabajo, mi hijo de 3 años estaba jugando en mi cama y se lo estaba pasando bomba.
En cierto momento me dijo:
-Mami, mira esto- y puso dos de sus deditos frente a mis ojos.
Aunque tenía prisa no podía dejar pasar la ocasión de jugar con mi hijo, así que cogí su mano y metí los dos deditos de su mano en mi boca.
- ME VOY A COMER ESTOS DEDITOS!!!!!
GGGGGGGGRRRRRRR-
le dije simulando comérmelos, antes de salir del cuarto de nuevo.
Cuando regresé, mi hijo estaba quieto en la cama mirando sus deditos desde varios ángulos y una expresión de absoluta desolación en su cara, por lo que le pregunté:
- Qué te pasa mi amor???
y él me contestó:
DÓNDE ESTÁ MI MOCO????



  • Publicado: Jueves, 17 Enero 2008 14:17:53 GMT
  • En: HUMOR
  • Permaenlace: DOS DEDITOS
  • Comentarios: 5
  • Leído 1142 veces.

Miércoles, 16 Enero 2008 17:22:53 GMT

UNA HISTORIA PARA COMPARTIR



Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuviera.
El joyero le presentó uno. La hermosa piedra, solitaria, brillaba como un diminuto sol resplandeciente.
El muchacho contempló el anillo y con una sonrisa lo aprobó.
Preguntó luego el precio y se dispuso a pagarlo.
¿Se va usted a casar pronto? - Le preguntó el joyero.
¡No! - respondió el muchacho - Ni siquiera tengo novia.
La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.
Es para mi mamá - dijo el muchacho - Cuando yo iba a nacer estuvo sola. Alguien le aconsejó que me matara antes de que naciera, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me dio el don de la vida. Y tuvo muchos problemas. Muchos.
Fue padre y madre para mí, y fue amiga y hermana, y fue mi maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso.
Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella.
El joyero no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento aquel que se hacía nada más a los clientes importantes.


Lunes, 14 Enero 2008 16:42:28 GMT

UNA BONITA HISTORIA DE AMOR



La historia cuenta que, hace mucho tiempo, un hombre regañó a su hija pequeña de 5 años por desperdiciar todo un rollo de papel de regalo para envolver una caja.

La niña, a pesar de la regañina, dejó la caja envuelta bajo el árbol de Navidad y a la mañana siguiente, cuando todos estaban abriendo los regalos, se la entregó a su padre diciéndole: "Esto es para ti, papi".

Él, sintió vergüenza de la reacción del día anterior y emocionado, abrió el regalo. Pero al ver que en el interior de la caja no había nada, le dijo en tono molesto a su hija: "Señorita, cuando se hace un regalo siempre tiene que haber algo dentro".

La pequeña, medio llorando le dijo: "Pero papi, no está vacía, la llené de besos para ti".

El padre, conmovido, abrazó a su hija y le pidió perdón.

Con el tiempo, la niña creció y se fue a vivir muy lejos. Su padre, cada vez que la echaba de menos, metía su mano en la caja y sacaba un beso imaginario. Así se llenaba de todo el amor que le regaló su hija.



Sábado, 12 Enero 2008 18:29:35 GMT

MISTERIOS


Robert Creamer es fotógrafo que un buen día, decidió dejar la cámara a un lado y experimentar con una nueva herramienta de trabajo, nada menos que un escáner, y se las ha ingeniado para producir las imágenes mas delicadas, detalladas y extrañas, naturalezas muertas que están llenas de misterio y pueden ser lo que cada uno quiera imaginar.
Desde 2002 se dedica a recoger flores, semillas, plumas, hojas secas y otros objetos naturales, colocandolos dentro del escaner, sobre un sistema de suspension que inventó el mismo. De esta manera no aplasta las muestras.
Juega con la luz, colocando focos en varios ángulos para producir sombras y otros efectos, siempre sobre un fondo negro para que aumente el nivel de detalle.
Aquí os dejo una muestra de su arte y su talento.






Durante dos años, el artista ha conservado las mismas flores y las ha puesto periódicamente sobre el escáner en idéntica posición. A Creamer le apasiona retratar los cambios en la apariencia de las cosas con el paso del tiempo


  • Publicado: Sábado, 12 Enero 2008 18:29:35 GMT
  • En: ARTE
  • Permaenlace: MISTERIOS
  • Comentarios: 5
  • Leído 1165 veces.

Viernes, 11 Enero 2008 19:59:27 GMT

NATURALEZA MUERTA


Expléndidas fotos de Martin Klimas.
En ellas podemos comprobar como destruyendo se construye arte.
Podemos disfrutar de lo que una cámara de alta velocidad es capaz captar ya que el ojo humano no lo es, justo ese momento de transformación que solo puede ser imaginado.
Para conseguirlo todo tiene que ser muy controlado, la iluminación clara y directa, fondo neutro pero brillante, para que destaque el objeto.Deja caer el objeto en completa oscuridad mientras la lente de la cámara está abierta,cuando toca la superficie el sonido activa las luces, justo en esa fracción de segundo es cuando nace su obra de arte.
Un estado perfecto donde el reposo y el movimiento existen juntos.





  • Publicado: Viernes, 11 Enero 2008 19:59:27 GMT
  • En: ARTE
  • Permaenlace: NATURALEZA MUERTA
  • Comentarios: 2
  • Leído 1140 veces.

Viernes, 11 Enero 2008 18:00:14 GMT

LA PRINCESA DEL AGUA DE LA VIDA




Erase una vez, cuando no había tiempo, en el país del NO-LUGAR, allí vivía, solitaria en una pequeña cabaña, una pobre muchacha cuyo nombre era Jayda.

La miel

Caminando por el bosque un día Jayda vio que una colonia de abejas había abandonado su miel, y decidió recorgerla.

* La llevaré al mercado, la venderé y trataré de mejorar mi vida con el dinero que consiga – se dijo a sí misma.

Jayda corrió a casa y volvió con un frasco, que llenó con la miel. Pero ella no sabía que la causa de su pobreza era un Jinn maléfico, que intentaba por todos los medios evitar que ella tuviese éxito alguno.

El Jinn despertó, ya que algo le dijo que Jayda estaba comenzando a hacer algo útil, y corrió al lugar con la intención de causar problemas. Tan pronto como vio a Jayda con la miel, el Jinn se convirtió en una rama ligada a un árbol, y empujó su brazo, de modo que el frasco cayó y se rompió, y toda la miel se esparció por el suelo.

El Jinn, aún en la forma de una rama, se reía, moviéndose de un lado a otro con regocijo.

* Esto la enfurecerá – se dijo a sí mismo.

Pero ella contempló la miel y pensó:

- "No importa, las hormigas se comerán la miel y quizás algo surja de ello".

Jayda había visto una hilera de hormigas, cuyas exploradoras ya estaban probando la miel para ver si era útil para ellas.

Las moras

Cuando comenzó a caminar a través del bosque de regreso a su cabaña, Jayda se dio cuenta que un hombre montado a caballo se estaba aproximando hacia ella.

Cuando estuvo solo a unos metros, el jinete levantó ociosamente su látigo y golpeó una rama al pasar.

Jayda vio que era un árbol de morera, y el golpe había hecho que la fruta madura cayese al suelo.

Ella pensó:

"Ésa es una buena idea. Recogeré moras y las llevaré al mercado para venderlas. Quizá algo surja de esto"

El Jinn la vio juntando la fruta y se rió interiormente.

Cuando Jayda hubo llenado el cesto, el Jinn se convirtió en un burro y la siguió silenciosamente en su camino al mercado.

Cuando Jayda se sentó para reposar, el Jinn en forma de burro se acercó a ella, hocicando su brazo.

Jayda le golpeó la nariz, y entonces, de repente, la horrible criatura se revolcó sobre el cesto de moras, machacándolas sobre el camino y el asno Jinn se alejó galopando muy contento entre los arbustos.

La Reina y Jayda

Jayda miró la fruta con consternación. En ese momento, sin embargo, la reina se estaba aproximando en su ruta hacia la capital.

* ¡Parad al instante! – ordenó a los portadores del palanquín – porque esa pobre muchacha lo ha perdido todo. Su burro ha aplastado la fruta y ha escapado. Ella quedará arruinada si no la ayudamos.

De modo que la Reina tomó a Jayda en su palanquín, y se hicieron amigas rápidamente. La Reina dio a Jayda una casa, y Jayda pronto se convirtió en una próspera comerciante por propios méritos.

Jayda y el incendio de su casa

Cuando el Jinn vio lo bien que le iba a Jayda, examinó la casa para ver que podía hacer para arruinarla. El Jinn se dio cuenta de que ella mantenía todas sus mercancías en un almacén detrás de la casa; de modo que prendió fuego a la casa y ala mercancía, y el lugar se quemó hasta los cimientos en menos tiempo que toma el contarlo.

Jayda y las hormigas

Jayda había salido corriendo de la casa cuando olió el humo, y contempló las ruinas con tristeza. Entonces se dio cuenta de que una línea de pequeñas hormigas se estaba formando, y estaban trasladando su reserva de maíz, grano a grano, desde debajo de la casa un lugar de mayor seguridad.

La fuente del agua de la vida

Para ayudarlas, Jayda levantó una gran piedra que cubría su nido. Debajo de ella brotó una fuente de agua.

Mientras Jayda la probaba, la gente de la ciudad se agrupó alrededor de ella y exclamó:

* ¡ El Agua de la Vida! ¡ Esto es lo que ha sido profetizado!

Y le contaron a Jayda, como había sido profetizado que un día, después de un fuego y muchos desastres, una joven que no se afligía por las calamidades encontraría una fuente.

Está sería la última fuente de la vida.

Jayda Princesa

Y así es como Jayda se convirtió en la Princesa del Agua de la Vida, la cual ella aún custodia, y que se puede berber para dar inmortalidad a aquellos que la encuentran al no afligirse por las calamidades..



Jueves, 10 Enero 2008 18:34:24 GMT

EL ESPEJO




En Matsuyama, lugar remoto de la provincia japonesa de Echigo, vivía un matrimonio de jóvenes campesinos que tenían como centro y alegría de sus vidas a su pequeña hija. Un día, el marido tuvo que viajar a la capital para resolver unos asuntos y, ante el temor de su mujer por viaje tan largo y a un mundo tan desconocido, la consoló con la promesa de regresar lo antes posible y de traerle, a ella y a su hijita, hermosos regalos.

Después de una larga temporada, que a la esposa se le hizo eterna, vio por fin a su esposo de vuelta a casa y pudo oír de sus labios lo que le había sucedido y las cosas extraordinarias que había visto, mientras que la niña jugaba feliz con los juguetes que su padre le había comprado.

-Para ti -le dijo el marido a su mujer- te he traído un regalo muy extraño que sé que te va a sorprender. Míralo y dime qué ves dentro.

Era un objeto redondo, blanco por un lado, con adornos de pájaros y flores, y, por el otro, muy brillante y terso. Al mirarlo, la mujer, que nunca había visto un espejo, quedó fascinada y sorprendida al contemplar a una joven y alegre muchacha a la que no conocía. El marido se echó a reír al ver la cara de sorpresa de su esposa.

-¿Qué ves? -le preguntó con guasa.

-Veo a una hermosa joven que me mira y mueve los labios como si quisiera hablarme.

-Querida -le dijo el marido-, lo que ves es tu propia cara reflejada en esa lámina de cristal. Se llama espejo y en la ciudad es un objeto muy corriente.

La mujer quedó encantada con aquel maravilloso regalo; lo guardó con sumo cuidado en una cajita y sólo, de vez en cuando, lo sacaba para contemplarse.

Pasaba el tiempo y aquella familia vivía cada día más feliz. La niña se había convertido en una linda muchacha, buena y cariñosa, que cada vez se parecía más a su madre; pero ella nunca le enseñó ni le habló del espejo para que no se vanagloriase de su propia hermosura. De esta manera, hasta el padre se olvidó de aquel espejo tan bien guardado y escondido.

Un día, la madre enfermó y, a pesar de los cuidados de padre e hija, fue empeorando, de manera que ella misma comprendió que la muerte se le acercaba. Entonces, llamó a su hija, le pidió que le trajera la caja en donde guardaba el espejo, y le dijo:

-Hija mía, sé que pronto voy a morir, pero no te entristezcas. Cuando ya no esté con ustedes, prométeme que mirarás en este espejo todos los días. Me verás en él y te darás cuenta de que, aunque desde muy lejos, siempre estaré velando por ti.

Al morir la madre, la muchacha abrió la caja del espejo y cada día, como se lo había prometido, lo miraba y en él veía la cara de su madre, tan hermosa y sonriente como antes de la enfermedad. Con ella hablaba y a ella le confiaba sus penas y sus alegrías; y, aunque su madre no le decía ni una palabra, siempre le parecía que estaba cercana, atenta y comprensiva.

Un día el padre la vio delante del espejo, como si conversara con él. Y, ante su sorpresa, la muchacha contestó:

-Padre, todos los días miro en este espejo y veo a mi querida madre y hablo con ella.

Y le contó el regalo y el ruego que su madre la había hecho antes de morir, lo que ella no había dejado de cumplir ni un solo día.

El padre quedó tan impresionado y emocionado que nunca se atrevió a decirle que lo que contemplaba todos los días en el espejo era ella misma y que, tal vez por la fuerza del amor, se había convertido en la fiel imagen del hermoso rostro de su madre.




Martes, 8 Enero 2008 16:22:15 GMT

AMIGOS




Dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron.

El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

"Hoy mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro".

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:

"Hoy mi mejor amigo me salvó la vida".

Intrigado, el amigo preguntó:

-¿Por qué, después que te lastimé, escribiste en la arena, y ahora escribes en una piedra?

Sonriendo, el otro amigo respondió:

-Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado, cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.



Domingo, 6 Enero 2008 09:24:12 GMT

LA RANA QUE NO QUISO MORIR



LA RANA QUE NO QUISO MORIR

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.
Todas las demás se reunieron alrededor del hoyo y les dijeron a las dos del fondo que a los efectos prácticos se debían dar por muertas.
Las dos ranas no hicieron caso de los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
Las otras ranas seguían insistiendo en que sus esfuerzos serían inútiles. Finalmente una de las ranas puso atención en lo que las otras decían y se rindió. Ella se desplomó y murió.
La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible. Una vez más, la multitud de ranas le gritó que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo,
Cuando salió, las otras ranas le preguntaron: - ¿ No escuchaste lo que te decíamos ?
La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y más para salir del hoyo.

ESTA HISTORIA CONTIENE DOS LECCIONES:
La lengua tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento compartida a alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día. Una palabra destructiva a alguien desanimado puede ser que acabe por destruírlo. Cualquiera puede hablar palabras que roben a los demás el espíritu que les lleva a seguir en la lucha en medio de tiempos difíciles.
Tengamos cuidado con lo que decimos. Pero sobre todo con lo que escuchamos; no siempre es bueno prestar atención a lo que nos dicen. Escuchemos y utilicemos solo lo que es bueno.
Hablemos de vida, de alegría, de esperanza, a todos aquellos que se cruzan en nuestro camino. Ese es el poder de las palabras.....a veces es difícil comprender que una palabra de ánimo pueda hacer tanto bien.



Viernes, 4 Enero 2008 19:31:29 GMT

NOCHE MÁGICA



NOCHE MÁGICA.
NOCHE DE REYES.
NOCHE QUE EVOCA, NO SOLO MI MÁS TIERNA INFANCIA,
SI NO TAMBIEN MI ADOLESCENCIA .
NOCHE ESPERADA.
TAL VEZ LA MAS LARGA, CARGADA DE ILUSIÓN
ESPERANDO AQUELLO QUE MÁS DESEAS,
SABIENDO AL MISMO TIEMPO QUE TAL VEZ
POR LA MAÑANA CUANDO DESPIERTE, NO ESTE EL REGALO ANSIADO,
SINO TAN SOLO UN SUCEDANEO.
UNOS SEGUNDOS DE DESILUSI ó N, DE DESENCANTO
Y CASI INMEDIATAMENTE UNA SONRISA,
Y CON ELLA EL RENACER MÁGICO DE ESA FELICIDAD
QUE SENTIA DURANTE LA NOCHE.
NOCHE MÁGICA.
TAL VEZ NO SEA LO SOÑADO LO QUE ALLÍ VEO,
PERO SI LA MUESTRA DE UN GRAN AMOR,
EL CARIÑO HECHO MATERIA.





Viernes, 4 Enero 2008 12:42:24 GMT

TIEMPO VIVIDO



TIEMPO VIVIDO


Esto era un hombre que vagaba por el mundo viajando y viendo nuevas bellezas.
Un día fué a un pueblo, en el había un valle... entró, era un cementerio.
Miró una lápida y comprobó que era de un niño de 8 años, el hombre se asusto siguió mirando y era un niño de 5, otro de 6...!
El hombre aterrado y desolado se sentó en una piedra y comenzó a llorar pues miró todo el valle y la persona con mayor edad no superaba los 12 años.
Llego el cuidador del cementerio y le pregunto:
¿Es por algún familiar?

No señor, vera usted ¿Que maldición es la que hay aquí para que todos los niños mueran? ¿Una plaga? ¿Una enfermedad?
El cuidador sonrrio y le dijo:
Tranquilisece, aquí nunca mueren los niños, verá:
Hay una tradición, desde que un chico cumple los 15 años le dan una libretita, se la cuelgan al cuello y cada vez que disfrutan de algo intensamente se apuntan cuanto duró y que fué... El primer beso, el primer amor, una fiesta con sus amigos...
Cuando mueren miramos en su libretita y sumamos todos los momentos que apuntó, porque en este pueblo pensamos que el tiempo disfrutado intensamente es el tiempo realmente vivido.


Página 1 de 1. Total : 19 Artículos.